CÓMO HACER UN RECLAMO DE COMPENSACIÓN DESPUÉS DE UN ACCIDENTE DE CAMIÓN

CÓMO HACER UN RECLAMO DE COMPENSACIÓN DESPUÉS DE UN ACCIDENTE DE CAMIÓN

Preparando el reclamo
Los camioneros son los conductores más expuestos a accidentes de tráfico, tanto por el número de kilómetros que acumulan como por el impacto que cualquier desperfecto en el vehículo tiene en su actividad laboral y, por ende, en su salud financiera. En consecuencia, la presentación de un reclamo de compensación es una parte fundamental de los trámites posteriores a cualquier accidente en el que el conductor del camión no sea el causante de la incidencia. Aunque la mayoría de bufetes y gabinetes jurídicos pueden preparar estas reclamaciones, es posible hacer el reclamo desde casa.

Comprobar la póliza
Es muy posible que la póliza del seguro cubra este tipo de servicios (el de preparación del reclamo por parte de una asesoría jurídica) o que incluso obliguen a la aseguradora a elaborar el reclamo. Por ello, antes de redactarlo o de encargarlo, conviene comprobar las prestaciones del seguro contratado. Tanto si se cuenta con esta cobertura como si no, el conductor afectado debe completar la reclamación con la petición de una compensación por la paralización del camión, esto es, por los adversos efectos económicos que para él tiene no poder hacer uso de su vehículo de trabajo.

Qué debe contener el reclamo
Todo reclamo debe comenzar por el relato de los hechos que desembocaron en el accidente de tráfico, detallando la velocidad exacta a la que circulaba el camión y, de contar con esta información, la del vehículo causante del incidente. Deben añadirse también los datos referentes al día, la hora y el emplazamiento exacto del accidente, así como los detalles técnicos y oficiales del vehículo afectado. También han de incluirse los datos del vehículo contrario, a cuya aseguradora remitiremos el reclamo para que abone la compensación correspondiente o la exija a su cliente.

Tras esta primera parte, el resto del escrito debe dejar constancia del impacto económico del accidente. Para ello, se detallarán todos los días en los que el camión esté inutilizado. Esta información solo será válida si la emite o la acredita el taller o el mecánico cualificado que se han hecho cargo de la reparación del vehículo. Este detalle no es baladí toda vez que el informe pericial inicial suele realizar un cálculo estimado de los días de baja que no corresponde con el real, por lo que la indemnización será menor. Generalmente, este informe se pide expresamente al taller (no se emite por defecto).

Valoración de los ingresos y presentación
El núcleo del reclamo es la cifra desglosada de la compensación económica solicitada. Aquí se detallarán los ingresos diarios que no se han percibido, añadiendo, si procede, cualquier otra pérdida económica derivada de la baja laboral, como por ejemplo la cancelación de un contrato comercial. Se recomienda igualmente enviar un informe de alguna asociación registrada de transportistas que corroboren las cifras incluidas en la petición económica, lo cual dará más fuerza al alegato y aumentará la validez jurídica del reclamo. Impuestos y seguros no pueden ser objeto de indemnización.”