Sepa a quién culpar en caso de negligencia médico, ¿al médico o al hospital?

Cuando un médico comete una negligencia médica, como inyectarle una solución equivocada en el cuerpo o darle una receta errónea, muchos pacientes directamente presentan la demanda contra el hospital. Pero cuidado porque no siempre es así. Todo depende de la relación que tenga el doctor con el hospital para saber si puede cargar contra el centro. 

Si alguien es empleado de un hospital, como enfermeras, conductores de ambulancias o paramédicos, el paciente tiene derecho a presentar una demanda contra el hospital. El incidente tiene que ocurrir en horas de trabajo para que la demanda aplique, algo que haría que el hospital fuese responsable pero el error de una enfermera o un paramédico. 

La situación con los médicos es muy distinta puesto que muchos de ellos solo usan el hospital para tratar a sus pacientes —intervenciones quirúrgicas y demás— pero tienen sus propias consultas privadas. Es decir: que no tienen una relación directa con el hospital como empleados, por lo que la demanda será contra ellos directamente si cometen un error. 

Solo en el caso de que el hospital tenga a un médico empleado, es decir, que controle sus horas y su salario, tendrá total responsabilidad sobre sus acciones. La excepción a la regla anterior sucederá si el hospital hubiera sabido de las malas prácticas de ese médico en particular y no hubiera hecho nada para impedir que siguiera operando en el centro médico.