Quién tiene o no la culpa en un accidente

Quién tiene o no la culpa en un accidente

Para determinar quién ha sido el causante de cualquier accidente de automóvil cuando usted está circulando, basta con saber que el culpable siempre es aquel que ha tenido poco o muy poco cuidado mientras manejaba. En términos legales eso se llama negligencia, es decir, que cometió un error. Antes de presentar un reclamo, empiece a pensar a quién se lo quiere notificar y si ya sabe quién fue el causante del accidente. 

Lo positivo en esta clase de situaciones es que es posible que usted haya tenido parte de la culpa en la colisión y que aún así pueda presentar un reclamo a su aseguranza, ya que en estos casos la ley habla del menos culpable en el accidente, por lo que podría tener derecho a cobrar una compensación y que le reparen su vehículo sin coste alguno. 

Generalmente, estos conflictos se solucionan fuera de los tribunales de justicia y de forma amigable, estableciendo culpas lo más rápido posible para poder comenzar con el proceso de las reparaciones y las compensaciones, si son necesarias. 

Ahora bien. Si no hay acuerdo amistoso y se llega a tribunales, una persona lastimada o herida en un accidente debe demostrar tres principios básicos: 

Uno. Que la persona que causó el accidente tenía la responsabilidad legal de evitar lesionar a la otra persona. 

Dos. Que no cumplió con esa responsabilidad y… 

Tres. Las lesiones y sus consecuencias a raíz del accidente. 

La clave es tener un argumento convincente y apuntar la mayor cantidad de detalles sobre lo ocurrido para poder declararlos en un potencial juicio o, sencillamente, resumir ese incidente en un reclamo para que la compañía de seguros le pueda compensar por lo sucedido. 

Recuerde que incluso si cometió un error al volante, en la mayoría de los casos puede recibir una compensación de la otra persona que también cometió un error en el momento del accidente. La compañía determinará cuánto le corresponde o su parte de culpa en función de lo sucedido, de quién tuvo más la culpa y quién menos.