Más latinos fallecen en accidentes de trabajo

De acuerdo a un reporte, California es uno de los estados con más casos de trabajadores latinos fallecidos. Conozca las razones

Muchos trabajadores hispanos, los inmigrantes en particular, desempeñan toda clase de trabajos, entre ellos algunos que pueden considerarse peligrosos. Por eso no sorprende el resultado de un nuevo informe difundido recientemente por la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés).

De acuerdo a este reporte, titulado “Muerte en el trabajo: El resultado de la negación” (Death on the Job: The Toll of Neglect), la tasa de fallecimiento en los lugares de trabajo para los latinos continúa siendo más alta que la tasa de fatalidades para todos los trabajadores de los Estados Unidos. Allí también aparece información sobre las lesiones, enfermedades y muertes que han sostenido los latinos en los lugares de trabajo desde 1992 hasta 2012, y ofrece recomendaciones para mejorar las medidas de seguridad en los lugares de trabajo para todos los trabajadores.

El reporte revela que todos los trabajadores latinos – los inmigrantes en particular – continúan teniendo un mayor riesgo comparado con otros grupos étnicos de obtener lesiones mortales mientras trabajan. En el 2012, 682 tra-bajadores latino fallecieron en su lugar de trabajo (427 de estas muertes, o 63 por ciento, fueron inmigrantes latinos).

Aunque la tasa de lesiones mortales de los trabajadores latinos cayó de un 4.0 por 100,000 trabajadores en el 2009 a 3.7 por 100,000 trabajadores en el 2012, la tasa de mortalidad para los trabajadores latinos fue un 6 por ciento más alta que las de todos los trabajadores estadounidenses. California, Texas y Nueva York tuvieron el número más grande de muertes de trabajadores nacidos en el exterior en el 2010, un 55% de éstos fueron latinos.

El reporte incluye información individual de todos los estados sobre la salud y seguridad de los trabajadores e información nacional sobre las muertes, lesiones y enfermedades en los lugares de trabajo, como también el número y la frecuencia de las inspecciones en los lugares de trabajo, multas, financiamiento, personal y cobertura a los empleados públicos bajo la Ley de Salud y Seguridad Ocupacional (OSH Act, por sus siglas en inglés).

“Los trabajadores latinos continúan enfrentando tasas más altas de muertes en el lugar de trabajo, especialmente aquellos que han nacido fuera de los Estados Unidos. Y mientras que hemos logrado grandes progresos para mejorar la seguridad en nuestros lugares de trabajo, hay muchas mujeres y hombres en este país y en todo el mundo que continúan siendo lesionados o fallecen en su lugar de trabajo. Los trabajadores siguen siendo expuestos a condiciones de trabajo que ya se saben que son peligrosas y que son pobremente reguladas e inadecuadamente controladas”, señaló el Presidente Richard Trumka de la AFL-CIO, quien añadió: “El gobierno de Obama continúa fortaleciendo las protecciones con mejores controles, pero los grupos de comercio y los legisladores republicanos han lanzado un gran asalto en contra de las regulaciones para proteger a las personas en su trabajo. Mientras continuamos construyendo una economía para nuestro futuro, es importante que todos nos comprometamos a desarrollar y a emitir reglas que sean críticas para asegurar que todos los trabajadores estén seguros”.