Cómo responder ante una mordedura de perro

Sepa si tiene a derecho a demandar tras ser víctima de un ataque
Las mordeduras de perro son más frecuentes de lo que uno puede llegar a imaginar. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, casi cinco millones de personas sufren mordeduras de perro cada año en Estados Unidos, aunque no todos recurren a la vía legal para demandar al dueño y proteger sus derechos, además del pago de la correspondiente factura médica.

En muchos casos de ataques por parte de un perro, el agredido tiene el derecho legal de reclamar al dueño del perro por daños en un tribunal de justicia. Según el caso y la gravedad de la lesión, la víctima puede obtener indemnización de daños por dolor y sufrimiento, gastos médicos y salarios perdidos.

Las leyes de mordeduras de perro varíansegún el estado. Un abogado especializado en leyes de mordeduras de perro puede determinar si es posible responsabilizar a alguna persona por lalesión. En muchos casos, las leyes de mordeduras de perro de un estado imponen lo que se llama “responsabilidad objetiva” al dueño del perro que atacó a la persona. Esto significa que el dueño es responsable de las lesiones causadas por su perro, independientemente de que el dueño sea culpable o no.
En otros estados “se perdona” al perro la primera vez que muerde. Es decir, cuando un perro muerde a una persona por primera vez, se le notifica al dueño que su perro es propenso a morder y que, por lo tanto, posiblemente se lo considere responsable si el perro vuelve amorder a alguien.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, es de suma importancia no sólo que el dueño esté al tanto del hecho, sino también saber el lugar donde ocurrió y si el perro fue provocado.