¿Cómo puede ayudarle la compañía de seguros después de un accidente?

ayuda de las compañias de seguros

Si tenemos suerte, nuestra única interacción con nuestra compañía de seguros será al firmar y luego las primas mensuales que estamos legalmente obligados a hacer. Por desgracia, la triste realidad es que existen grandes probabilidades, de que todos tratemos con el departamento de reclamaciones en un momento u otro independientemente de que sea culpa nuestra o no.

Nadie quiere golpear a otro auto, pero por eso se llaman accidentes. Y debido a que ocurren a menudo cuando menos los esperamos, o suman un costo más caro de lo que lo podemos pagar, el seguro es nuestro respaldo para protegernos de ser responsables por más dinero del que nos podemos permitirnos gastar.

Debido a que quieren limitar los costos que también puedan tener que pagar dentro de un máximo permitido por nuestra póliza, también están allí para tratar de asegurar que están luchando por sus derechos y de esta forma puedan limitar cualquier gasto extra que pueda ser aplicado a ellos por encima de su deducible.

La manera de hacerlo es mediante la asignación de un ajustador de reclamos en su caso para reunir tanta información como sea posible sobre el accidente y los efectos posteriores, para que puedan determinar la culpa y quién terminará pagando por los daños. Esto puede incluir también la búsqueda en cuentas de redes sociales, registros médicos y más, para asegurarse de que usted o el otro conductor, no mienten en lo que respecta a lo que sucedió, lo que a menudo pueden ser cosas que el público en general no revisaría, o no tiene los recursos para poder acceder a ellos.

Sin embargo, también están ahí para ayudarle a proteger sus derechos en casos donde usted es golpeado por conductores sin seguro o en el caso de que los pasajeros u otros conductores puedan estar buscando una compensación monetaria mayor a la cantidad que fue negociada por su compañía de seguros.

En el caso donde hay un accidente con un conductor sin seguro, aquellos con seguro de colisión o

cobertura de conductor no asegurado/o de seguro bajo, terminarán encima con los costos de los daños cubiertos por su propia póliza de seguro y entonces intentarán colectar el dinero del otro conductor. Esto hace que su vida sea más fácil, ya que no tiene que pasar por el proceso de tratar de cobrar los fondos adeudados, así como también, es posible que tenga que lidiar con un conductor que no es capaz de cubrir los costos de los daños, lo que podría dejarnos sin suerte, si es que decide declararse en bancarrota y el dinero que se nos adeuda es absuelto por la corte.

Adicionalmente, si quisieran cuestionar la cantidad negociada por el seguro y llevaran el caso a la Corte, la compañía de seguros normalmente proporcionará representación legal hasta el monto máximo pagadero dentro de nuestras pólizas.

Por lo tanto, en su mayor parte, los seguros están disponibles para ayudar a garantizar que estamos recibiendo el pago de la cantidad máxima por los daños incurridos por culpa de otro conductor, al mismo tiempo que también garantizan que estamos pagando el mínimo a los conductores o pasajeros que pueden haber estado en el otro vehículo si tenemos la culpa.

En casos excepcionales, sin embargo, la cantidad que la otra parte está buscando, o la cantidad que se nos está reembolsado por las compañías de seguros puede ser inferior a lo que se nos debe. En estos casos, es importante obtener representación por nuestra cuenta a través de un abogado de accidentes, quién también puede proporcionarnos tranquilidad al buscar obtener la cantidad total que se nos debe por daños y lesiones, o trabajar para asegurarnos que estamos pagando el mínimo adicional de los gastos de nuestro bolsillo o que no paguemos nada en absoluto.